sábado

INQUIETUD



 Hoy vuelvo al mismo lugar
a los mismos días que se fueron como humo
pasaste conmigo en la misma ronda.
Y entre las mismas neblinas,...
tus ojos y mis ojos se miraron como siempre.

Pero una vez más tus ojos estaciados
tampoco me miraron, tu mirada no era mía.
solo fue un espejismo en la neblina fría.