martes

RADIANTE DESPERTAR


Sol ardiente que llenas las mañanas desperezando el sueño de una noche larga. De brumas sobre los techos humedecidos y pájaros sedientos de vuelo.
No me asusta tu luz radiante que entibia como manta en noches de frío. Luz que abarca infinitos apartando rocíos y dejando desnuda la estancia de flores.
El día es una lámpara sobre los denuedos de un mundo que habita viviendo sin miedo. Sol ardiente sobre mis poemas que vuelan sedientos buscando anatemas como un juramento de amor y de quejas.

No hay comentarios: