viernes

NIEVAS

NIEVAS
y llegas como algodones que cubren todo espacio,
parece que no hay muros que puedan detenerte.

Nievas.
Ya lo verde se esfuma como magia,
como niebla, como bruma,
y todo ante mis ojos es escarcha.

Como un paisaje blanco cuajado de canas.

Ya nada puedo hacer,
no serviría ser sol ardiente
para evitar que cubras mi alma.
No serviría incendiarme con el fuego de mi amor
ni con hogueras de llamas crepitantes salidas de las brasas.

Ya nada podra evitar ser alcansado en tu avalancha.

No hay comentarios: