domingo

AL SENTIR TU VOZ

Tu voz vino en el aire
y se aquietó en mi oído,
tus sílabas reveldes domaron mis sentidos
y entonces... enjugué mis lágrimas.

2 comentarios:

lichazul...elisa dijo...

voz que acongojada pasa
oídos que acogierón sin miedo
brisa que eleva el alma toda...

felíz domingo:-)

Silvia dijo...

Hola Gerardo!!

Como siempre es un placer leer...tus bellísimos poemas!!

Hace rato que no te visitaba... mejor dicho...paso rapidito y no dejaba comentario...

Te seguiré leyendo...

Un abrazo....Silvia