domingo

ENSEÑAME A DECIR ADIOS

Enseñame a decir adios
para que las lágrimas no se cuagen en mi alma,
para que el grito no se escuche adolorido
y el paisaje retorne a mis pupilas.

Enseñame a decir adios a cada instante
a cada verso que escribí con sangre,
a las palabras que en tu nombre... pronunciaba mi alma.

Enseñame a botar la soledad que mi alma navega
en mis recuerdos,
en las noches de amor y los espejos de dos bajo la luna.

Enseñame a no buscar
una palabra redentora entre tus labios,
para decirle adios a la esperanza.

Enseñame el camino del olvido
para olvidar como te quiero,
para olvidar mis sueños.

9 comentarios:

INSTANTES dijo...

deveras que se hace necesario gritar, a veces para poder olvidar.
saludos!

** MARÍA ** dijo...

Preciosas palabras en este poema para no olvidar.

"Ahora que recuerdo, me olvidé que olvidé olvidarte".

Besos tiernos y dulces para ti.


** MARÍA **

Daniela dijo...

Gerardo...hermosa poesía, como todas las tuyas.

Tienes magia en tus letras, son dulces pinceladas llenas de alma.

Besos.

Esencia Mia dijo...

Navegando en este mar de espacios, encuentro el tuyo... es grato recorrer tus letras cargadas de sensibilidad y magia.

Un saludo.

Catalina Zentner dijo...

No es posible enseñar a decir adiós, duele en el alma cada despedida y el olvido parece inalcanzable... pero tu poema es hermoso.

MORGANA dijo...

tendría que enseñarte a renunciar a una parte de tí, no se puede olvidar a la persona que un día se amó, se queda grabada en nuestra alma y eso mi querido amigo es imposible de borrar.
bellísima poesía.
besos y feliz finde.

SUPERMAMÁ... dijo...

Que dificil es lo que pides, pero que real es ese deseo que se tiene de olvidar todos los momentos en el instante del adiós.

Deseos que comparto contigo , y si ya te enseñaron como se hace, dímelo.

Un fuerte abrazo a tu alma

anatema dijo...

He venido a escuchar la maravillosa música que adereza a tus versos.
Un abrazo amigo.
¿Sabes? Es fantástico tener amigos aunque ni los conozcamos y estén lejos. Están ahí y eso es lo que importa.

AGUALUNA dijo...

Que frìa y difìcil es un "adiós", tal vez la palabra más dura en pronunciarla, incluso màs fuerte que la muerte, pues la muerte es un descanso, y un adiós es ausencia que se vive dìa a dìa y más duele si no estamos preparados.

Un gran abrazo mi querido poeta.

Agualuna